Lara Garlito: Realidad

La actualidad política y social de esta semana ha estado, sin duda, enmarcada o mejor dicho retratada por la Inteligencia Artificial, incluso el comentario posterior era que la realidad la había superado, lo cierto es que el disparate consigue siempre sorprender a los parámetros más sensatos. Mientras leía el debate, las controversias y sus usos solo lograba pensar que en Extremadura habíamos legislado sobre ello. Ya tiene un decreto ley que lo hace, la primera comunidad autónoma que lo hace. Llegar los primeros, ese tino que provoca realidades que siembran Extremadura. Iberdrola quiere construir una gran fábrica de paneles solares en Extremadura con capacidad de cubrir un tercio de toda la demanda actual en España. Hoy, Extremadura, lidera en España la producción de energía fotovoltaica con el 27% del total nacional. Realidad.

En la sala de exposición temporal ‘Esto no es una película’ en el Museo Helga de Alvear nos muestra, como bien indica, que la realidad supera a veces la ficción y en la serie L’Humatité de Bryce podemos ver a Drácula situado junto a Mussolini, King Kong junto a Hitler. Los dibujos de Bryce, relata el Museo, «muestran cómo el cine ya antecedió que Europa sería pasto de monstruos más reales que imaginarios». Monstruos y villanos.

La realidad nos cuenta que como los famosos personajes del cine de la mafia la justicia puede alcanzarte ante el más pequeño de tus detalles, a pesar de la grandeza de tus grandes desastres ocultos con la mayor de las destrezas. Infinitas horas de cine lo han contado, del bueno, malo y regular. Estos días podéis comprobarlo si no queréis recurrir al género Péplum. El primer expresidente de Estados Unidos imputado por la justicia ha sido Donald Trump. Ha sido acusado de 34 delitos derivados de tres pagos para ocultar escándalos, una aventura extramatrimonial con una actriz porno. Mientras escribo esto solo viene a mi mente los chorretones de tinte marrón oscuro sobre la cara de Rudolph Giuliani al sudar y con vehemencia exclamar que se estaban manipulando las elecciones. La victimización siempre es clave, ahora afirma: «Ahora somos oficialmente un país del tercer mundo. Solo me atacan porque lucho por ti. No pueden comprarme y no pueden controlarme. Y eso los asusta más allá de lo creíble».

Los personajes y el guión están listos. El daño a la democracia y a la credibilidad del sistema también. Me preocupa más quienes son capaces ya no solo de empatizar con los monstruos y villanos, que por supuesto, sino, situarlos como líderes.

En una entrevista que leía de Isabel Bolaños a Mary Beard decía que es bastante útil darse cuenta de que lo que sostiene a la mayoría de regímenes terribles no es la policía secreta o lo que sea, no es la brutalidad. Es la gente que no se defiende. Es la gente que coopera, colabora o agacha la cabeza.

La honestidad es limpia, es transparente, es la realidad.

Los villanos y los monstruos también responden a la justicia, como dice el refrán, el diablo está en los detalles.

Acerca de Dpto. de Redacción Navalmoral y Comarca 2590 Articles
Toda la actualidad de Navalmoral de la Mata y Comarca. Síguenos y no te pierdas nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*