Miguel Á. Morales: Por otros 40 años de progreso

El 28 de octubre de 1982, la ciudadanía española decidió en masa, que el PSOE, que Felipe González, que Alfonso Guerra y una generación política irrepetible en la que se encuentra nuestro querido Juan Carlos Rodríguez Ibarra, cambiara para siempre un país que aún descansaba bajo la larga sombra del franquismo.

España había sufrido un golpe de estado que derivó en una Guerra Civil sangrienta. Ese país, comparado con nuestro entorno y el mundo desarrollado, saltó a la libertad cuatro décadas más tarde, con el objetivo de pacificar, de convivir y de crecer para dejar de ser el país más pobre y más atrasado del continente.

Analizar con una mirada del presente todo a lo que se enfrentó aquella maravillosa generación de líderes, es erróneo. Y lo es porque hoy creemos que todo lo que tenemos, que todo lo que disfrutamos, es algo que se dio por la simple inercia de los tiempos.

Nada más equivocado que eso. En política, la inercia, la decantación de hechos, lo provoca un plan, una estrategia y una serie de decisiones cuyo resultado se ve tiempo después. Nuestros estadistas de entonces son los pioneros de la España moderna, en convivencia, igualitaria y poderosa que hoy disfrutamos.

Sin sus leyes educativas, la Universidad seguiría siendo una cuestión de bolsillo y no de talento. Sin sus leyes, la sanidad seguiría siendo un pozo de maltrato y no universal ni gratuita. Sin ellos, España seguiría nutriendo de mano de obra barata a los poderosos de Europa en vez de progresar y hacer progresar a nuestra tierra.

Hace 40 años España bostezaba y comenzaba a andar. No tenía tiempo para postureos y superficialidades y, como decía Rubial, fue haciendo la revolución en el BOE. Lo que España avanzó en 40 años y en paz, ya sin terrorismo, otros países no lo han logrado ni con sangre.

Por eso, aquella generación es la generación dorada que construyó un país y un continente para crecer, decididamente, hacia el futuro mejorable que hoy vivimos. Nuestro reconocimiento para ellos y ellas. El presente y el futuro no puede pasar por fomentar odios, divisiones o enfrentamientos que nos lleven a la ruina de tiempos que jamás deben volver. Nuestra generación tiene que seguir construyendo la España en paz, igualdad y libertad que nos merecemos.

Acerca de Dpto. de Redacción Navalmoral y Comarca 1958 Articles
Toda la actualidad de Navalmoral de la Mata y Comarca. Síguenos y no te pierdas nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*