FERNANDO AYALA: Sociedad internacional

A la hora de hacer un brindis, cuando te encuentras rodeado de gente de muy variada procedencia, te puedes encontrar ( tomándolo con buen “rollo”) a quiénes levantan la copa por su región o comunidad, otros por su país, otros por un régimen ( monarquía o república). 

Precisamente, el 9 de mayo celebramos el Día de Europa. Al margen de la simbología, esta fecha nos debería hacer reflexionar sobre la importancia que tiene la sociedad internacional frente al estado nación ( sin ser necesariamente incompatibles). 

Simplemente, tomando como ejemplos conflictos bélicos recientes, respuesta a la pandemia del covid 19, corrección de desequilibrios territoriales, intercambios estudiantiles e inmersiones universitarias… nos lleva a la conclusión acerca de lo fundamental que nos está resultando la cooperación y, a veces, casi federación entre zonas de muy distintas culturas pero a su vez con muchos elementos en común. 

Así, esta sociedad internacional se basa en el respeto a las diferencias: lenguas, tradiciones, formas de vida… y a la vez la convivencia en red nos facilita la transmisión del conocimiento. 

Todo ello muy diferente al concepto de imperio que nos ha mostrado la Historia a lo largo del tiempo. Choca, por consiguiente, por los dos extremos: por un lado la búsqueda de la hegemonía de una parte sobre el todo se rompe si diluimos la fuerza del conjunto en entes supranacionales.  

Por otra parte, la defensa, sobre todas las cosas de las banderas, de las fronteras, acentúa el carácter aislacionista, separador, disgregador que busca el enfrentamiento, incluso físico, de unas partes con otras. 

En conclusión, en un mundo que lleva globalizado desde el punto de vista de las comunicaciones, varias décadas, soy partidario de ir incrementando cada vez más la persecución de una sociedad internacional que, lejos de pretender la homogeneidad, permita la permanencia de sentimientos, culturas, tradiciones identificadoras de los más variados rincones y que habitualmente asociamos con los nacionalismos.  

Solo que en esta ocasión huimos de la exclusión. Buscaríamos el sueño de un mundo unido alrededor de ideales comunes. 

Estos son muchos y por casi todos asumibles: desde vivir en paz hasta poder enriquecernos con el intercambio que dan los contactos con los demás. 

No dejemos que aspiraciones totalitarias lo entorpezcan. 

Acerca de Dpto. de Redacción Navalmoral y Comarca 1166 Articles
Toda la actualidad de Navalmoral de la Mata y Comarca. Síguenos y no te pierdas nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*